La fumigación es un tratamiento basado en gases que permean la estructura entera, y ayuda a la erradicación de infestaciones visibles o invisibles, que de otra manera sería inaccesible. Si solo una pequeña área está infestada, se pueden usar aplicaciones locales, pero esto no es recomendable, si estás cuidando de la salud de tu familia, que sería la prioridad de cualquier persona.

Dependiendo de la especie de plaga, se pueden usar diferentes químicos para fumigar. Sin embargo, casi todos los pesticidas utilizados en la fumigación NO son peligrosos para los humanos ni para los animales.

La gran mayoría de los casos de fumigación se deben a la presencia de cucarachas que son muy nocivas para la salud de las personas, son animales rastreros que pueden provocar graves daños a la salud.

Un control de plagas te dará más información sobre la probabilidad de fumigar tu propiedad y las opciones disponibles. Algunos propietarios de viviendas no quieren fumigar por parecerles difícil, mover muebles, tóxico para la salud, pero ya se usan materiales biodegradables y no es necesario cambiar de lugar cosas pesadas.

Cada empresa de plagas utiliza una mezcla diferente de pesticidas, pero el antiguo recurso de fumigación, el bromuro de metilo, se ha eliminado en gran medida de la industria debido a su efecto en la atmósfera

Llama a un profesional de plagas hoy mismo para averiguar si la fumigación es adecuada para tu infestación, contacta a Fumiga México.